top of page

El Síndrome del Impostor

¿Cuántas veces en nuestras vidas hemos sentido que no somos dignos? ¿Has sentido que en tu búsqueda de la auto superación te pones el pie? Si la respuesta es sí, puedes sufrir del síndrome del Impostor.



Nunca he sido bueno a la hora de buscar nuevas oportunidades en el mercado laboral, el miedo al rechazo, la frustración de no encontrar vacantes a mi medida o los largos procesos de contratación me desaniman asi quiera aplicar, aun cuando dentro de mí sé que mi perfil encajaría muy bien en las posiciones de mi interés.


Tomando en cuenta lo anterior, en esta etapa de mi vida he decidido volver al ruedo, y hace poco estuve en un proceso para una vacante que me encantó, pese a que en la mayoría de las entrevistas me fue muy bien, en la última mi fe en mí me abandonó por completo, ergo, fui descartado.



Al analizar mi performance en este último, fue que encontré el concepto del Síndrome del Impostor, puesto que este nos hace creer que no somos suficiente o no nos merecemos lo que tenemos o aquello por lo que estamos luchando.


¿Cómo puede alguien que se siente como un fraude aceptar su valía?


Todos enfrentamos dudas y miedos, pero no hay que permitir que ello invalide nuestros logros. Aquí hay algunas estrategias que he encontrado para para lidiar con el síndrome del impostor:


Habla de ello: Comparte tus sentimientos con amigos cercanos o familiares. Descubrirás que no estás solo.


Reconoce tus logros: Anota tus éxitos, incluso los pequeños. Celebra cada paso en tu camino.


Aprende de los demás: Descubre las historias de personas exitosas que también han sentido lo mismo.


Cambia tu narrativa interna: En lugar de frenarte y sabotear tus éxitos, piensa afirmaciones positivas, tales como: “si merezco abundancia” y “he trabajado duro para llegar aquí” pueden marcar la diferencia.


Recuerda, no estás solo en esta batalla. Tu éxito no es un fraude; eres el resultado de tu esfuerzo y dedicación.


34 views

Comments


bottom of page