top of page

Sony not sorry

En una semana, Sony nos ha recordado la fragilidad de la "propiedad" digital, enfocándose en PlayStation.

Primero, anunciaron que, debido a "acuerdos" de licencia, a partir del 31 de diciembre de 2023, los usuarios perderán el acceso al contenido de Discovery que tenían comprado. La lista de programas que desaparecerán es extensa.



Los desafíos de la Propiedad Digital

Posterior al anterior comunicado, el lunes, numerosos usuarios fueron inesperadamente excluidos de sus cuentas en PlayStation Network. Esto no solo bloqueó el acceso a juegos multijugador y servicios en la nube, sino también a juegos adquiridos digitalmente en el mercado de Sony. Aunque muchos recuperaron el acceso rápidamente, Sony no ha explicado ni prevenido estas exclusiones sorpresivas.



La efimeridad de la "propiedad" digital no es nueva, pero la rapidez e injusticia de estos incidentes los hacen notables. Con Discovery, Sony ofrece solo unas semanas para ver los programas comprados antes de eliminarlos de la biblioteca sin compensación. Las prohibiciones de cuentas fueron súbitas y, aunque se resolvieron para la mayoría, la falta de comunicación de Sony plantea dudas sobre la confianza en la plataforma.


A pesar de mi preferencia por lo digital, estos eventos me hacen considerar volver a las copias físicas para evitar la incertidumbre de perder acceso a compras digitales, lo cual, en mi opinión, representa un enorme retroceso. Es necesaria una regulación universal que provea protección a los usuarios y detenga estos abusos que solo frenan el progreso.


Yorumlar


bottom of page