top of page

The Anomaly

¿Qué le brinda el epíteto de obra maestra a una creación? ¿Será el conjunto de sensaciones que transmite? ¿Quizás la pasión con la que fue realizada? ¿La admiración de las masas?


El pasado 2 de junio se estrenó la secuela de “Into de Spider-verse”, no puedo estar más agradecido con la vida por estar aquí y poder presenciar tal evento. Puede usted lector pensar que mi introducción es una exageración, sin embargo, en el lejano 2018, cuando más lo necesitaba, esta obra de animación me impulsó a dar un salto de fe y a dejar de temerle a la oscuridad que me perseguía.


Across the Spider-verse llegó a mí en momentos más serenos, aunque no menos complejos, mi hype por ella estaba por las nubes y con un sentimiento de satisfacción puedo afirmar que la película está a la altura. Cómo no sentir empatía con una cinta que te presenta de una forma tan única, original y orgánica la esencia del superhéroe más real de todos.



Porque sí, querido lector, Spiderman, en su asombrosa fantasía es el héroe más aterrizado de todos. Antes del disfraz encontramos a un ser que ha sufrido (y lo seguirá haciendo); si bien en el canon de las múltiples encarnaciones la muerte y desesperación es una constante, también lo es su resiliencia para ponerse de pie y seguir cumpliendo con su responsabilidad.


En tiempos donde mis circunstancias no me hacen sentir bienvenido, donde en ocasiones me olvido de mi valor y de aquellos que me quieren, la película a su manera me recuerda que valgo (¡y valgo mucho!), que no hay frontera que pueda detenerme y que “la banda” que he formado con el pasar del tiempo, está ahí para mí, y yo para ellos.




Spiderman Across The Spider-Verse es una película imparable, de principio a fin nos regala una gran historia, acompañada por la más exquisita animación y con sentimientos que te llegan hasta la médula. ¡Imperdible!

Comments


bottom of page